jueves

Kenneth MacMillan - Danza


Kenneth MacMillan 

Bailarín y Coreógrafo

Escocia

1929 - 1992

































Foto-Kenneth MacMillan © Royal Opera House por Roger Wood  (1951)

Después de estudiar en la escuela del Sadler's Wells Theatre, bailó en varias de sus compañías de ballet hasta 1946. Su primera coreografía y obra fue "Somnambulism" de 1953, seguida de "Danses Concertantes" en 1955. Su coreografía del ballet "Romeo y Julieta" de 1965, tuvo resonancia internacional.
Fue director de danza de la Ópera Alemana de Berlín entre 1966 y 1969. En 1970 fue designado director del Ballet Real y en 1977 renunció para volverse coreógrafo principal de la compañía. Entre otros de sus ballets se encuentran Anastasia de 1971, L'histoire de Manon de 1974,  La Consagración de la Primavera de 1962 e Isadora de 1981.



Ensayo de "La Consagración de la Primavera"

En 1962, a lo 20 años de edad, Monica Mason fue separada del cuerpo de baile para bailar "La Elegida" de Kenneth MacMillan en "La Consagración de la Primavera".
































Foto-Monica Mason  en "La Consagración de la Primavera" de Kenneth MacMillan (1962)


En 2013, a los 20 años de edad, Claudia Dean se encontró a sí misma en la misma situación. 






















Foto-Claudia Dean y Monica Mason ensayando "La Consagración de la Primavera"© Royal Opera House. (2013)

Aquí se puede ver a Mónica y Claudia explorar el solo final del ballet, donde "La Elegida" baila hasta morir. 

Los pianistas son Rob Clark y Philip Maizal.

Royal Opera House

Coreografía: Kenneth MacMillan
Música: Igor Stravinsky 
Bailarina: Claudia Dean
Coach: Monica Mason

Duración: 8 minutos.



------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Dentro de Revista El Bosco

"Biblioteca Gustavo Riccio"

miércoles

Perseo con la Cabeza de Medusa - Escultura

Antonio Canova

Escultor - Pintor 

Italia 1757-1822  


Perseo con la cabeza de Medusa  


Perseo con la cabeza de Medusa, diseñada alrededor de 1790, y esculpida con gran rapidez entre los años 1800 y 1801, al regreso de su viaje de Alemania. Fue inspirada en el Apolo del Belvedere, un trabajo considerado como cumbre de la estatuaria griega clásica y un representante perfecto del ideal de belleza. El héroe no está representado en combate, sino en el triunfo sereno, en el momento de la relajación de la tensión después de la lucha con la Medusa. En esta obra se expresan dos principios psicológicos opuestos, el de la «ira en descenso» y la «satisfacción naciente», como lo sugiere la condesa Isabella Teotochi Albrizzi, una de sus primeras comentaristas, en vida del autor. Inmediatamente después de su realización fue reconocida como una obra maestra, pero hubo quien criticó su carácter demasiado «apolíneo», propio para una divinidad, pero no para un héroe, y su actitud demasiado «elegante», indigna de un guerrero. Cicognara bromeó diciendo que los críticos, ante la imposibilidad de poder atacar la ejecución, por ser impecable para todos, trataron de desacreditar el concepto. Años más tarde, cuando Napoleón se llevó a Francia el Apolo, el papa Pio VII adquirió la obra para reemplazarlo y mandó instalar el grupo escultórico en el pedestal de la imagen robada, de ahí el apodo de «El Consolador» que la estatua de Canova recibió. 

Existe una segunda versión que se realizó entre los años 1804 y 1806 para la condesa Valeria Tarnowska de Polonia y que se encuentra en el Museo Metropolitano de Arte de Nueva York, que según la descripción del museo muestra un mayor refinamiento en los detalles y una aproximación más lírica del tema.

Museo Metropolitano de Arte de Nueva York
























"Biblioteca Gustavo Riccio"

 
ir arriba